Solicitud del ingreso mínimo vital

La nueva prestación no contributiva de la Seguridad Social, denominada Ingreso mínimo vital se encuentra regulado en el Real Decreto-ley 20/2020, de 29 de mayo, como la prestación dirigida a prevenir el riesgo de pobreza y exclusión social de las personas que vivan solas o integradas en una unidad de convivencia, cuando se encuentren en una situación de vulnerabilidad por carecer de recursos económicos suficientes para la cobertura de sus necesidades básicas, suponiendo una inversión pública anual cercana a los 3.000 millones de euros, y pretende beneficiar a aquellas personas con ingresos entre 3.000 y 4.300 euros anuales.

¿Quiénes van a poder solicitar el Ingreso mínimo Vital?

Las personas que cumplan los siguientes requisitos:

  • Tener entre 23 y 65 años, o desde los 18 si el solicitante tiene menores a su cargo.
  • Llevar, al menos, un año de residencia legal en España.
  • Haber vivido de forma independiente durante al menos tres años antes de la solicitud de ingreso vital, en el caso de personas solas.
  • En el caso de haber formado una unidad de convivencia, se exigirá que la misma se halle constituida durante al menos dos años anteriores a la solicitud, de forma continuada.
  • Haber solicitado las pensiones y prestaciones vigentes a las que pudieran tener derecho, en los términos fijados reglamentariamente.
  • Estar inscritos como demandantes de empleo.

En el caso de mujeres víctimas de violencia de género o de víctima de trata de seres humanos y explotación sexual, estos requisitos se flexibilizarán.

La ayuda dependerá del nivel de ingresos y del patrimonio de las personas que la soliciten. Además de los ingresos, se tendrá en cuenta el patrimonio neto del solicitante, restándole las deudas, y sin tener en cuenta la vivienda habitual. El límite de patrimonio aumentará en función del número de personas de la unidad de convivencia, de 16.614 para una persona que viva sola, y se irá incrementando por cada miembro adicional hasta un máximo de 43.196 euros.

Ver: Solicitud, documentación y tramitación de la prestación por IMV.

La prestación constará de 12 pagas en función de las circunstancias:

a) Persona individual: 461,5 euros.

b) En el caso de que los solicitantes formen parte de una unidad de convivencia: la cuantía aumentará en 138,4 euros por cada persona «adicional»

c) Las familias monoparentales: se fija un complemento de 100 euros, hasta un máximo mesual de 1.015 euros.

Cantidades IMV Cantidad a percibir (Euros)
Un adulto 461,5
Un adulto y un niño* 600
Un adulto y dos niños* 738
Un adulto y tres o más niños* 877
Dos adultos 600
Dos adultos y un niño 738
Dos adultos y dos niños 877
Dos adultos y tres o más niños 1015
Tres adultos 738
Tres adultos y un niño 877
Tres adultos y dos niños 1015
Cuatro adultos 877
Cuatro adultos y un niño 1015
Otras familias 1015

¿Cuándo podrá solicitarse el ingreso mínimo vital?

Se van a facilitar diferentes canales a disposición de los ciudadanos, y se suscribirán convenios con las distintas CCAA y entidades locales para la prestación de solicitudes e iniciación de los trámites del expediente. El Instituto Nacional de la Seguridad Social será el competente para el reconocimiento y control de la prestación, y la solicitud se realizará por medios telemáticos.

Se podrá solicitar desde el 15 de junio y las solicitudes que se cursen desde ese día hasta el 15 de septiembre se cobrarán con efecto retroactivo a 1 de junio.

Con el fin de garantizar un determinado nivel de ingresos a los hogares en situación de vulnerabilidad, el ingreso mínimo vital se concederá con carácter indefinido siempre y cuando subsistan las causas que motivaron su concesión.

De cumplir los requisitos podrá compatibilizarse la prestación de IMV con ingresos laborales -por cuenta ajena o propia- mientras no se supere el umbral establecido. 

Obligaciones, infracciones y sanciones

Las personas titulares del ingreso mínimo vital estarán sujetas durante el tiempo de percepción de la prestación a las siguientes obligaciones:

a) Comunicar cualquier cambio o situación que pudiera dar lugar a la modificación, suspensión o extinción de la prestación, en el plazo de treinta días naturales desde que estos se produzcan.

b) Presentar anualmente declaración correspondiente al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

c) Si no están trabajando y son mayores de edad o menores emancipados, figurar inscritas como demandantes de empleo, salvo en los supuestos que se determinen reglamentariamente.

d) En caso de compatibilizar la prestación del ingreso mínimo vital con las rentas del trabajo o la actividad económica conforme con lo previsto en el artículo 8.4, cumplir las condiciones establecidas para el acceso y mantenimiento de dicha compatibilidad.

e) Participar en las estrategias de inclusión que promueva el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, previstas en el artículo 28.1, en los términos que se establezcan.

Las infracciones son consideradas, según su naturaleza, como leves, graves y muy graves. Siendo sancionadas desde un apercibimiento (infracciones leves), o la pérdida de la prestación por un periodo de tres  (infracciones graves) a seis meses (muy graves). Cuando las infracciones diesen lugar a la extinción del derecho, la sanción consistirá en el deber de ingresar seis mensualidades de la prestación.

¿Cómo se solicitará?

En el modelo normalizado acompañado de documentación justificativa. Preferentemente en sede electrónica de la Seguridad Social o a través de otros canales de comunicación telemática que el INSS tenga habilitados a tal efecto.

Documentación a presentar para solicitar el ingreso mínimo vital

 

  • Acreditación de la identidad: DNJI, libro de familia, o certificado de nacimiento
  • Acreditación de residencia legal en territorio español: Inscripción en el registro central de extranjeros, en el caso de nacionales de los Estados miembros de la Unión Europea, Espacio Económico Europeo o la Confederación Suiza, o con tarjeta de familiar de ciudadano de la Unión o autorización de residencia, en cualquiera de sus modalidades, en el caso de extranjeros de otra nacionalidad.
  • Acreditación del domicilio en España: Certificado de empadronamiento.
  • Acreditación de existencia de la unidad de convivencia: Libro de familia, certificado del registro civil, inscripción en un registro de parejas de hecho en los términos del artículo 221.2 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, y certificado de empadronamiento en la misma vivienda.
  • Acreditación del valor del patrimonio, así como de las rentas e ingresos computables: Para acreditar el valor del patrimonio, así como de las rentas e ingresos computables, y los gastos de alquiler, del titular del derecho y de los miembros de la unidad de convivencia, el titular del ingreso mínimo vital y los miembros de la unidad de convivencia cumplimentarán la declaración responsable que, a tal efecto, figurará en el modelo normalizado de solicitud.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba